Diferencias entre SEO y SEM: ¿Cuál es mejor?

El SEO es el proceso de optimización de un sitio web con el fin de obtener tráfico gratuito de los motores de búsqueda. Los rastreadores de un motor de búsqueda entienden más fácilmente un sitio web optimizado y esto aumenta las posibilidades de obtener una clasificación más alta en las SERP’s. 

Cuando hablamos de marketing online hay dos conceptos de los que habrás leído mucho: posicionamiento SEO y SEM. Pero ¿cuál es la diferencia entre SEO y SEM? Si tienes dudas y quieres conocer un poco más en qué consiste cada uno de ellos, sigue leyendo.

¿Qué es el SEO?

Por definición, el posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) es el conjunto de técnicas que se aplican en una página web con el objetivo de mejorar su posición en los resultados orgánicos de los motores de búsqueda. Es decir, que el SEO es el posicionamiento natural de una página en los buscadores y una estrategia de posicionamiento SEO pretende aumentar la visibilidad de un sitio web.

¿Qué es el SEM?

El SEM es un proceso de comercialización con el objetivo de obtener más visibilidad en los motores de búsqueda a través del tráfico de pago (publicidad de búsqueda pagada). Con esta se compra espacio publicitario en los resultados de los motores de búsqueda. Por lo tanto, en lugar de tratar de obtener una clasificación más alta y obtener tráfico gratis, se paga para aparecer en las primeras posiciones de las búsquedas.

Diferencias entre SEO y SEM

Mientras que el SEO se centra en mejorar la posición de una página web a nivel orgánico o de forma natural en los resultados de búsqueda, el SEM se basa en campañas de publicidad mediante anuncios de pago en las páginas de resultados.

En los buscadores, los resultados de pago se muestran bajo la etiqueta “Patrocinado” o “Anuncio”. En cambio, en los resultados orgánicos de búsqueda no existe ninguna etiqueta y se muestran justo después de los anuncios de pago.

La optimización de los motores de búsqueda (Search Engine Optimization) es parte del posicionamiento web, al igual que el marketing de los motores de búsqueda (Search Engine Marketing). Ambos procesos tienen como objetivo aumentar la visibilidad en los motores de búsqueda y la diferencia más notoria para el usuario es cómo se perciben los resultados en Google y demás, es decir, si se muestran como orgánicos o como anuncios.

¿Cuál de las dos estrategias es mejor?

Ahora que ya hemos visto las diferencias entre SEO y SEM, ¿qué hacemos? Como decía la canción, depende. En función de tu objetivo, si es a corto, medio o largo plazo, y del presupuesto de marketing del que dispongas para invertir. Lo ideal es utilizar ambos sistemas si nos los podemos permitir. El SEO y el SEM rinden muy bien por separado, pero si los combinas los resultados son todavía mayores ya que se retroalimentan y se potencian el uno al otro. Si haces las cosas bien e inviertes en ambas modalidades del posicionamiento web tendrás muchas más posibilidades de tener una mejor visibilidad en las SERP’s y llegar a ganar una excelente cuota de mercado a nivel online. ¡Contáctanos y te ayudaremos a conseguir aquello que te propones!

Al igual que sucede con el coste o el precio del SEO o el SEM, el tiempo juega un papel decisivo cuando hablamos de resultados.

A corto plazo no hay duda que una campaña SEM puede ayudarte a darle un impulso a las ventas de tu negocio. Tu web aparecerá en los primeros resultados de búsqueda de manera casi inmediata ante la introducción de determinadas palabras en el buscador.

En el caso SEO es diferente. Aunque trabajemos en el posicionamiento de una página web, no seremos capaces de conseguir buenos resultados en menos de seis meses.

Por mucho que publiques contenido de manera frecuente, tu sitio web proporcione una buena experiencia de usuario y esté bien optimizada a nivel técnico, tienes que dejar pasar tiempo para que Google la conozca y la empiece a posicionar.

Esto no quiere decir que las estrategias SEM sean mejores que una buena estrategia SEO ni mucho menos. De hecho, una vez que dejes de invertir desaparecerás de los resultados de búsqueda de manera inmediata.

Es por ello que no debes dejar de lado ninguna de estas estrategias de lado. Es necesario que trabajes de manera conjunta en ellas para aparecer en las primeras posiciones para palabras clave específicas.

Cómo combinar tu estrategia de SEO y SEM

Tanto las estrategias de SEO como las de SEM son indispensables en marketing online y debes ser capaz de combinarlas para conseguir resultados óptimos.

Cuando acabas de montar tu propio negocio es importante que pongas tu estrategia SEO en marcha cuanto antes. Cuanto más tardes en hacerlo, más se demorarán los resultados. Eso sí, mientras tu página todavía no aparece bien posicionada en los resultados de búsqueda puedes combinarla con una estrategia SEM. En función del presupuesto del que dispongas, los resultados serán mayor o menores.

Una vez que tu web empiece a posicionarse y a ganar visibilidad en las SERPs de Google, podrás utilizar las campañas de SEM como mantenimiento. Además, para algunas keywords es muy difícil aparecer en los primeros resultados, así que si tus anuncios están funcionando bien para esas palabras clave puedes seguir manteniéndolos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Telegram
Reddit
Abrir chat
💬 ¡No te cortes!
Hola 👋
No seas tímido/a y pregunta lo que quieras.